siguenos en facebook Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+ Sígueme en Likedin

Thursday, May 21, 2020

► LIFE of CORONAVIRUS on SURFACES: CDC


⭐️⭐️⭐️Source: CENTERS FOR DESEASE CONTROL AND PREVENTION

WHAT IS THE SOURCE OF THE VIRUS?

COVID-19 is caused by a coronavirus called SARS-CoV-2. Coronaviruses are a large family of viruses that are common in people and many different species of animals, including camels, cattle, cats, and bats.  Rarely, animal coronaviruses can infect people and then spread between people. This occurred with MERS-CoV and SARS-CoV, and now with the virus that causes COVID-19. The SARS-CoV-2 virus is a betacoronavirus, like MERS-CoV and SARS-CoV. All three of these viruses have their origins in bats. The sequences from U.S. patients are similar to the one that China initially posted, suggesting a likely single, recent emergence of this virus from an animal reservoir. However, the exact source of this virus is unknown.

More information about the source and spread of COVID-19 is available on the Situation Summary: Source and Spread of the Virus.


HOW DOES THE VIRUS SPREAD?


The virus that causes COVID-19 is thought to spread mainly from person to person, mainly through respiratory droplets produced when an infected person coughs or sneezes. These droplets can land in the mouths or noses of people who are nearby or possibly be inhaled into the lungs. Spread is more likely when people are in close contact with one another (within about 6 feet).

COVID-19 seems to be spreading easily and sustainably in the community (“community spread”) in many affected geographic areas. Community spread means people have been infected with the virus in an area, including some who are not sure how or where they became infected.

Learn what is known about the spread of newly emerged coronaviruses.


LIFE of CORONAVIRUS on SURFACES


WHY ARE WE SEEING A RISE IN CASES?


The number of cases of COVID-19 being reported in the United States is rising due to increased laboratory testing and reporting across the country. The growing number of cases in part reflects the rapid spread of COVID-19 as many U.S. states and territories experience community spread. More detailed and accurate data will allow us to better understand and track the size and scope of the outbreak and strengthen prevention and response efforts.


CAN SOMEONE WHO HAS HAD COVID - 19 SPREAD THE ILLNESS TO OTHERS?


The virus that causes COVID-19 is spreading from person-to-person. People are thought to be most contagious when they are symptomatic (the sickest). That is why CDC recommends that these patients be isolated either in the hospital or at home (depending on how sick they are) until they are better and no longer pose a risk of infecting others. More recently the virus has also been detected in asymptomatic persons.

How long someone is actively sick can vary so the decision on when to release someone from isolation is made using a test-based or non-test-based strategy (i.e. time since illness started and time since recovery) in consultation with state and local public health officials. The decision involves considering the specifics of each situation, including disease severity, illness signs and symptoms, and the results of laboratory testing for that patient.

► LIFE of CORONAVIRUS on SURFACES CDC


Learn more about CDC’s guidance on when to release someone from isolation and discharge hospitalized patients with COVID-19. For information on when someone who has been sick with COVID-19 is able to stop home isolation see Interim Guidance for Discontinuation of In-Home Isolation for Patients with COVID-19.

Someone who has been released from isolation is not considered to pose a risk of infection to others.


CAN SOMEONE WHO HAS BEEN QUARANTINED FOR COVID 19 SPREAD THE ILLNESS TO OTHERS?


Quarantine means separating a person or group of people who have been exposed to a contagious disease but have not developed illness (symptoms) from others who have not been exposed, in order to prevent the possible spread of that disease. Quarantine is usually established for the incubation period of the communicable disease, which is the span of time during which people have developed illness after exposure. For COVID-19, the period of quarantine is 14 days from the last date of exposure because the incubation period for this virus is 2 to 14 days. Someone who has been released from COVID-19 quarantine is not considered a risk for spreading the virus to others because they have not developed illness during the incubation period.


CAN THE VIRUS THAT CAUSES COVID 19 BE SPREAD THROUGH FOOD, INCLUDING RESTAURANTS TAKEOUT REFRIGERATED OR FROZEN PACKAGED FOOD?


Coronaviruses are generally thought to be spread from person to person through respiratory droplets. Currently, there is no evidence to support transmission of COVID-19 associated with food. Before preparing or eating food it is important to always wash your hands with soap and water for at least 20 seconds for general food safety. Throughout the day use a tissue to cover your coughing or sneezing, and wash your hands after blowing your nose, coughing or sneezing, or going to the bathroom.

It may be possible that a person can get COVID-19 by touching a surface or object, like a packaging container, that has the virus on it and then touching their own mouth, nose, or possibly their eyes, but this is not thought to be the main way the virus spreads.

In general, because of poor survivability of these coronaviruses on surfaces, there is likely very low risk of spread from food products or packaging.

Learn what is known about the spread of COVID-19.


CAN I GET SICK ON COVID 19 IF IT ON FOOD?


Based on information about this novel coronavirus thus far, it seems unlikely that COVID-19 can be transmitted through food – additional investigation is needed.



WILL WARM WHEATER STOP THE OUTBREAK OF COVID 19?


It is not yet known whether weather and temperature affect the spread of COVID-19. Some other viruses, like those that cause the common cold and flu, spread more during cold weather months but that does not mean it is impossible to become sick with these viruses during other months.  There is much more to learn about the transmissibility, severity, and other features associated with COVID-19 and investigations are ongoing.



WHAT IS COMMUNITY SPREAD?


Community spread means people have been infected with the virus in an area, including some who are not sure how or where they became infected.



WHAT TEMPERATURE KILLS THE VIRUS?


Generally coronaviruses survive for shorter periods at higher temperatures and higher humidity than in cooler or dryer environments. However, we don’t have direct data for this virus, nor do we have direct data for a temperature-based cutoff for inactivation at this point. The necessary temperature would also be based on the materials of the surface, the environment, etc. Regardless of temperature please follow CDC’s guidance for cleaning and disinfection.


CAN MOSQUITOES OR TICKS SPREAD THE VIRUS THAT CAUSES COVID 19?


At this time, CDC has no data to suggest that this new coronavirus or other similar coronaviruses are spread by mosquitoes or ticks. The main way that COVID-19 spreads is from person to person. See How Coronavirus Spreads for more information.

Monday, May 18, 2020

► What TECHNOLOGY fact made you think "NO, REALLY"?

by Ollie Tizzard on Quora

MRI Scanners. When I read how they work I literally put my tea down and sloshed it everywhere and said “it does what?!” out loud.

I long thought Magnetic Resonance Imaging scanners worked along similar lines to X-Rays or CT scans and used projected radiation.

Nuh-uh. (standby for some layman-speak)

We human meatbags are about 70% water. It’s a substrate in all our tissues.

Water is Hydrogen and Oxygen. Two atoms of the first and one the latter. Our Hydrogen atoms are one proton and one electron. We’re not so interested in those.

Our body’s hydrogen protons are usually all buzzing around like a classroom full of unruly kids with a timid supply teacher.

Their magnetic fields are all over the place and thus we, as humans, are generally not magnetic.

Enter enormous electromagnetic stargate-bed *


Inside that thing is, among other things, a series of immensely powerful electromagnets.

The primary magnet, literally makes all of our body's hydrogen protons sit up, pay attention, and align themselves with the magnetic field.

It wraps you up in a forcefield and plays with the very atoms of your being.

The “kids” (protons) now sit round and face teacher, fidgeting in their seats in anticipation, and you are now magnetic.

The magnetic field direction is “longitudinal”, or from your feet to your head.

…Except for a few protons. Some are at higher energy states and resist aligning themselves to the field, and face the opposite direction (or what is called, being “anti-parallel”)

What happens next is a radio frequency generator sends a radio pulse that exactly matches the spin frequency of the protons, or resonance.

This gives a little energy boost to the protons that are aligned in the direction of the magnetic field, until 50 percent of the protons are flipped with the magnetic field, and 50 percent aren't. The magnetic fields cancel each other out.

The protons themselves also now spin together at the same pace and are all at the same points in their orbit or are in phase



protons actually spin around an axis a little like a spinning top, which is known as precession. Imagine our protons are the tip of this spinning top and the line of the magnetic field is the bottom point on which it spins around)

As the protons are all spinning in a common direction, this creates another magnetic field, and in turn this movement generates a small electrical current in antennae which can be measured.

The RF frequency is then shut off. The protons return to their previous state, i.e. half facing their respective directions in the magnetic field, and now following their own points of orbit, no longer in phase.

The protons “relax” back into this state, and the difference between them switching from one state back to the first is what is measured.

Different tissues, like muscle or fat, have different water densities and electrical resistance, so the time taken for the protons to shift will differ, so we can contrast different tissues very clearly.

The signatures picked up by the machine of all this magnetic jiggery-pokery are calculated into images by some algorithmic magic, and is astonishingly detailed.


MRIs use the above process in contrast to the absorption of radiation such as in X-Rays and CT scans, and as such produce more detailed images of soft tissues and bodily structures in general.

In my mind it may as well be straight out of Star Trek.

***I've been without sensible Internet for a bit: 10k upvotes, wtf?! Humble thanks! ***

Friday, May 15, 2020

¿Cómo ACTUA y cómo FORTALECEMOS nuestro SISTEMA INMUNOLÓGICO para hacer frente al COVID 19?

Muchos factores intervienen en el fortalecimiento de nuestras defensas: algunos dependen de nosotros, otros no.

Por otro lado, los especialistas sugieren, que la mejor medida que se puede hacer en relación al COVID 19, es mantener una dieta saludable y hábitos que beneficien a nuestro sistema inmunológico. 

Aún no hay evidencias que algún alimento, específicamente, pueda combatir el virus. 

Nuestros cambios de rutina, horarios de comidas y sueño hacen que nuestro sistema inmunológico también experimente cambios. Pero también intervienen variables ambientales: contaminación, químicos tóxicos, bacterias, o como en este caso: virus como el COVID 19



Nuestras defensas dependen de muchas variables, que son factores internos: enfermedades autoinmunes, cambios estacionales, edades extremas de la vida, pero existen otros factores externos sobre los cuales sí podemos actuar.

ENEMIGOS DEL SISTEMA INMUNOLÓGICO
  • Alimentación desequilibrada 
  • Humo del tabaco 
  • La cafeína 
  • La contaminación ambiental 
  • Estrés, 
  • Sedentarismo 
  • Exceso de ejercicio físico

Estas variables debilitan nuestro sistema inmunológico se debilite, facilitando el contagio de infecciones.

La alimentación es un factor muy importante para el sistema inmunológico. Si es inadecuada o insuficiente se produce una caída de las defensas; si es equilibrada, las mantiene en forma o las fortalece.

¿Cuándo debemos sospechar que nuestras defensas están bajas?

Síntomas: 
  • Herpes en los labios, 
  • Cansancio "mayor de lo habitual" 
  • Heridas que tardan en cicatrizar, 
  • Dolores musculares sin haber practicado ejercicio 
  • fragilidad del cabello.

Unas buenas estrategias para aumentar la inmunidad natural las encontramos en la alimentación y el ejercicio físico.

La alimentación es un factor muy importante para el sistema inmunológico. Existe una relación directa entre ambos, ya que si ésta es inadecuada o insuficiente se produce una caída de las defensas, y por el contrario, si es equilibrada y completa, ayuda a mantenerlas en forma o incluso las fortalece.

Siguiendo unos consejos alimentarios sencillos nos cargaremos de energía para afrontar la vuelta al trabajo, y en el caso de los niños, la vuelta al colegio. 

No olvidemos que hay que comer de todo: una dieta variada con una proporción adecuada de todos los nutrientes (grasas, hidratos de carbono, proteínas, vitaminas, minerales) nos garantiza un equilibrio interno que a la vez sirve como escudo protector.

Las dietas ricas en grasas reducen la respuesta inmunológica; no obstante, no es sólo una cuestión de cantidad, ya que la procedencia de las grasas que introducimos en nuestra dieta también es importante. 

Conviene incluir grasas monoinsaturadas, presentes en el pescado azul, frutos secos, aceite de oliva, girasol o soja. Consumir regularmente productos lácteos fermentados (yogur, kefir) contribuye a aumentar las defensas.



Otros nutrientes relacionados con el sistema inmunológico

Vitamina C: reduce la duración y la severidad de las gripes y resfriados. La encontramos en frutas, verduras y hortalizas, como las fresas, el kiwi, cítricos, melón, pimiento, tomate y col.

Vitamina A: contribuye a mantener las barreras naturales contra las infecciones (mucosas). La encontramos en hígado, mantequilla, nata, huevos, lácteos y algunas frutas como el albaricoque, cerezas, melón y melocotón.

Vitamina E: aumenta la respuesta inmunológica. Presente en aceite de germen de trigo, de soja, cereales (pan, arroz, pasta integral…), aceite de oliva, vegetales de hoja verde y frutos secos.

Otras vitaminas: tienen especial importancia las vitaminas del grupo B; tanto los alimentos de origen vegetal como animal son ricos en ella: carne, vísceras, pescado, marisco, huevos, cereales, legumbres, frutas, verduras de hoja verde.

Hierro: hígado, carne (especialmente la de caballo), pescado y huevos.

Zinc y selenio: presentes en casi todos los grupos de alimentos.

Practicar regularmente ejercicio físico

En general, es preferible practicar algún tipo de ejercicio aeróbico, que permita mover muchas partes del cuerpo a la vez, como nadar o montar en bicicleta. La intensidad del ejercicio ha de ser moderada, esforzarse hasta perder el aliento nunca es recomendable.

Evita el sobreesfuerzo. Si no estás acostumbrado a hacer ejercicio, debes empezar a practicarlo con moderación, adaptándolo a tu condición física y edad. Progresivamente podrás ir aumentando la intensidad del ejercicio físico, pero siempre evitando cansarte demasiado.

No debemos olvidar otros dos factores importantes: el descanso nocturno, respetando el tiempo del sueño (entre 6 y 8 horas), ya que algunas de las células de las defensas se producen durante el descanso; y el cuidado de nuestra piel, la barrera física que mantiene a raya las infecciones.

Thursday, May 14, 2020

¿La DEFICIENCIA de VITAMINA D está CONECTADA con el COVID19?


Los investigadores del Trinity College de Dublin plantean la hipótesis de que la deficiencia de vitamina D tiene relación con las altas tasas de mortalidad del COVID19; según lo publicado en el Irish Medical Journal

El informe analizó los niveles de vitamina D de las personas mayores en países muy afectados por el coronavirus y descubrió que los lugares con altas tasas de mortalidad por COVID-19, incluidos Italia y España, también tenían tasas de deficiencia de vitamina D.

Países como Noruega, Finlandia y Suecia, aunque generalmente están menos llenos de sol, en realidad mostraron tasas más bajas de deficiencia de vitamina D, así como tasas más bajas de mortalidad por COVID-19. 

Los investigadores sugieren que "la suplementación y el enriquecimiento de los alimentos" podría ser la razón por la cual la vitamina D está en niveles saludables allí, y que "optimizar" los niveles de vitamina D en otros lugares puede prevenir complicaciones graves del coronavirus.

La vitamina D es crítica para la salud ósea y muscular y ha demostrado su eficacia en la lucha contra la depresión. Apodada la "vitamina del sol", es producida naturalmente por la piel cuando se expone a la luz solar, pero también se puede absorber a través de alimentos ricos en vitamina D, como el salmón y los huevos enteros, así como los suplementos. 

La deficiencia de esta vitamina, que es más común entre las personas negras, puede provocar problemas como problemas óseos y pérdida de cabello y puede comprometer el sistema inmunológico.

Saturday, March 28, 2020

✅¿QUIÉN quiero SER durante el COVID19?

Las personas tendemos a enfrentar los problemas y las adversidades de diferente manera y con diferente ímpetu. 

Los problemas son sucesos que no podemos cambiar, y sobre los que no tenemos control, sin embargo sí tenemos control sobre nuestra actitud hacia ellos. 

La cuarentena ha hecho que involuntariamente, millones de personas tengan que aislarse socialmente en sus casas. 

No todos tienen la mejor actitud hacia este encierro, y en general, hacia esta pandemia. Entonces, ¿cómo enfrentarse exitosamente a este desafío?

Conozcamos las zonas en donde depende de nosotros mismo ubicarnos para enfrentarnos de manera exitosa a este reto. 

▶️ CLAVES

👉🏼 ZONA de MIEDO❌
Hacemos compras de miedo, nos irritamos, no es difícil aceptar este nuevo entorno.

👉🏼 ZONA de CRECIMIENTO ✅
Dejamos de hacer cosas que no nos benefician, asumimos responsabilidades.

👉🏼 ZONA de CRECIMIENTO ✅
reconocemos el presente, ayudamos al resto y agradecemos las cosas buenas que tenemos.

¿En qué zona estás tú? ¿Qué cosas estás haciendo para llegar a la zona de CRECIMIENTO?

Si te gustó, no olvides dar me gusta, comentar y compartir 💪🏼👍🏼


Wednesday, March 25, 2020

🎥🔴 3 CONSEJOS para COMUNICARSE en TIEMPOS INCIERTOS

Estamos en tiempos inciertos. Tus clientes, empleados, socios, medios de comunicación y otros grupos de interés están buscando información útil y valiosa alrededor del funcionamiento de tu negocio, y de las perspectivas de la industria. 

Desafortunadamente mucha de la información compartida en tiempos de incertidumbre termina confundiendo y frustrando a las audiencias clave de tu negocio. 

A media que somos testigos de las cancelaciones de viajes, movimientos en los mercados de valores, y cancelaciones de eventos; más negocios aceleran su transformación digital y eventualmente su transformación cultural.

Parte de esa transformación supone desarrollar home office o teletrabajo, aquí les doy tres consejos para guiar su comunicación

#1 Comunica datos reales: no corazonadas o estimados.

#2 Practica la paciencia y la tolerancia: para responder asertivamente ante una comunicación desafiante. 

#3 Aprecia los comentarios: incluso los negativos, que te ayudan a aprender y crecer. 

Wednesday, March 18, 2020

💥 NO VOLVEREMOS a la NORMALIDAD 💥


Artículo original de Gideon Lichfield en Technologyreview.com

La distancia social llegó para quedarse mucho más tiempo que algunas cuantas semanas. Cambiará de alguna manera nuestra forma de vida para siempre. 

Para detener el coronavirus, necesitaremos cambiar radicalmente casi todo lo que hacemos: cómo trabajamos, cómo hacemos ejercicio, cómo socializamos, cómo compramos, cómo administramos nuestra salud, cómo educamos a nuestros hijos, cómo cuidamos a los miembros de nuestra familia. 




Todos queremos que las cosas vuelvan a la normalidad rápidamente. Pero lo que la mayoría de nosotros probablemente no nos hemos dado cuenta, aunque pronto lo haremos, es que las cosas no volverán a la normalidad después de unas semanas, o incluso unos meses. Algunas cosas nunca lo harán.

Ahora está ampliamente aceptado (incluso por Gran Bretaña, finalmente) que cada país necesita "aplanar la curva": imponer distanciamiento social para frenar la propagación del virus de modo que el número de personas enfermas al mismo tiempo no cause el colapso del sistema de salud, como sucede en Italia. Eso significa que la pandemia tendría que durar, en baja intensidad, hasta que haya suficientes personas que hayan contraído Covid-19 para dejar la mayor parte inmune (suponiendo que la inmunidad dure por años, lo que no sabemos) o haya una vacuna.

¿Cuánto tiempo tomaría eso y cuán draconianas deben ser las restricciones sociales? Ayer, el presidente Donald Trump, al anunciar nuevas pautas, como un límite de 10 personas en las reuniones, dijo que "con varias semanas de acción enfocada, podemos doblar la esquina y hacerlo rápidamente". En China, seis semanas de encierro están comenzando a disminuir el número de nuevos casos.

Pero no terminará ahí. Mientras alguien en el mundo tenga el virus, los brotes pueden y seguirán ocurriendo sin controles estrictos para contenerlos. 





En un informe de ayer (pdf), los investigadores del Imperial College de Londres propusieron una forma de hacer esto: imponer medidas de distanciamiento social más extremas, cada vez que los ingresos a las unidades de cuidados intensivos (UCI) comiencen a aumentar, y relajarlos cada vez que caen los ingresos. Así es como se ve eso en un gráfico. 


La línea naranja es la admisión a la UCI. Cada vez que se elevan por encima de un umbral, digamos, 100 por semana, el país cerrará todas las escuelas y la mayoría de las universidades y adoptará el distanciamiento social. Cuando caen por debajo de 50, esas medidas se levantarían, pero las personas con síntomas o cuyos familiares tienen síntomas seguirán confinadas en sus hogares.

¿Qué cuenta como "distanciamiento social"? Los investigadores lo definen como "Todos los hogares reducen el contacto fuera del hogar, la escuela o el lugar de trabajo en un 75%". Eso no significa que puedas salir con tus amigos una vez por semana en lugar de cuatro veces. Significa que todos hacen todo lo posible para minimizar el contacto social y, en general, el número de contactos cae en un 75%.

Según este modelo, los investigadores concluyen que el distanciamiento social y el cierre de escuelas deberían estar vigentes aproximadamente dos tercios del tiempo, más o menos dos meses y un mes de descanso hasta que haya una vacuna disponible, lo que llevará al menos 18 meses (si funciona). Señalan que los resultados son "cualitativamente válidos para los Estados Unidos".

¿¡Dieciocho meses!? Seguramente debe haber otras soluciones. ¿Por qué no simplemente construir más UCI y tratar a más personas a la vez, por ejemplo?

Bueno, según el modelo de los investigadores, esa solución no resolvió el problema. Sin el distanciamiento social de toda la población; incluso la mejor estrategia de mitigación, que significa aislamiento y cuarentena de enfermos, ancianos y aquellos que están expuestos, así como cierre de escuelas; conduciría a un aumento de personas gravemente enfermas 8 veces más grande de lo que puede soportar el sistema de Estados Unidos o Reino Unido.

(Esa es la curva azul más baja en el siguiente gráfico; la línea roja plana es el número actual de camas de UCI). Incluso si se construyen fábricas para producir camas y ventiladores y todas las demás instalaciones y suministros, aún necesitaría mucho más enfermeras y doctores para cuidar a todos.


¿Qué tal imponer restricciones de cinco meses más o menos de una buena vez? No es buena idea: una vez que se levantan las medidas, la pandemia vuelve a estallar, solo que esta vez es en invierno (boreal), el peor momento para los sistemas de atención médica sobrecargados. 


¿Y qué pasaría si decidimos ser brutales: establecer el número umbral de admisiones en la UCI para provocar un distanciamiento social mucho mayor, aceptando que morirían muchos más pacientes? Resulta que hace poca diferencia. Incluso en los escenarios menos restrictivos del Imperial College, estamos encerrados más de la mitad del tiempo.

Esto no es una interrupción temporal. Es el comienzo de una forma de vida completamente diferente.

Viviendo en un estado de pandemia

A corto plazo, esto será muy perjudicial para las empresas que dependen de personas que se unen en grandes cantidades: restaurantes, cafeterías, bares, discotecas, gimnasios, hoteles, teatros, cines, galerías de arte, centros comerciales, ferias de artesanía, museos, músicos. y otros artistas, sedes deportivas (y equipos deportivos), sedes de conferencias (y productores de conferencias), líneas de cruceros, aerolíneas, transporte público, escuelas privadas, guarderías. Es decir, nada de las tensiones que los padres ejercen sobre la educación en el hogar de sus hijos, las personas que tratan de cuidar a los parientes de edad avanzada sin exponerlos al virus, las personas atrapadas en relaciones abusivas y cualquier persona sin un respaldo financiero para lidiar con los cambios en los ingresos.

Habrá alguna adaptación, por supuesto: los gimnasios podrían comenzar a vender equipos para el hogar y sesiones de capacitación en línea, por ejemplo. Veremos una explosión de nuevos servicios en lo que ya se ha denominado la "economía cerrada". También se puede confiar en la forma en que pueden cambiar algunos hábitos: menos viajes que queman carbono, más cadenas de suministro locales, más caminatas y ciclismo.

Pero la interrupción de muchas, muchas empresas y medios de vida será imposible de manejar. Y el estilo de vida cerrado simplemente no es sostenible por períodos tan largos.

Entonces, ¿cómo podemos vivir en este nuevo mundo? Con suerte, parte de la respuesta será mejores sistemas de atención médica, con unidades de respuesta ante pandemias que puedan moverse rápidamente para identificar y contener brotes antes de que comiencen a extenderse, y la capacidad de aumentar rápidamente la producción de equipos médicos, kits de prueba y drogas Todo esto será tardío para detener a Covid-19, pero ayudarán con futuras pandemias.

En el corto plazo, probablemente encontraremos compromisos incómodos que nos permitan mantener una apariencia de vida social. Tal vez los cines ocuparán la mitad de sus asientos, las reuniones se llevarán a cabo en salas más grandes con sillas separadas, y los gimnasios requerirán que reserve entrenamientos con anticipación para que no se llenen de gente.

Sin embargo, en última instancia, predigo que restauraremos la capacidad de socializar de manera segura mediante el desarrollo de formas más sofisticadas para identificar quién es un riesgo de enfermedad y quién no, y discriminando, legalmente, contra quienes sí lo están.

Podemos ver presagios de esto en las medidas que algunos países están tomando hoy. Israel utilizará los datos de ubicación del teléfono celular con los que sus servicios de inteligencia rastrean a los terroristas para rastrear a las personas que han estado en contacto con portadores conocidos del virus. Singapur realiza un exhaustivo seguimiento de contactos y publica datos detallados sobre cada caso conocido, pero identifica a las personas por su nombre.




No sabemos exactamente cómo es este nuevo futuro, por supuesto. Pero uno puede imaginar un mundo en el que, para subir a un vuelo, tal vez tenga que registrarse en un servicio que rastrea sus movimientos a través de su teléfono. La aerolínea no podría ver dónde había ido, pero recibiría una alerta si hubiera estado cerca de personas infectadas conocidas o puntos calientes de enfermedades. Existirían requisitos similares en la entrada a grandes recintos, edificios gubernamentales o centros de transporte público. Habría escáneres de temperatura en todas partes, y su lugar de trabajo podría exigirle que use un monitor que controle su temperatura u otros signos vitales. Cuando los clubes nocturnos soliciten una prueba de edad, en el futuro podrían pedir una prueba de inmunidad: una tarjeta de identidad o algún tipo de verificación digital a través de su teléfono, que demuestre que ya se recuperó o se vacunó contra las últimas cepas de virus.




Nos adaptaremos y aceptaremos tales medidas, al igual que nos hemos adaptado a los controles de seguridad aeroportuarios cada vez más estrictos a raíz de los ataques terroristas. La vigilancia intrusiva se considerará un pequeño precio a pagar por la libertad básica de estar con otras personas.

Como de costumbre, sin embargo, el costo real será asumido por los más pobres y los más débiles. Las personas con menos acceso a la atención médica, o que viven en áreas más propensas a las enfermedades, ahora también serán excluidas con mayor frecuencia de lugares y oportunidades abiertas para todos los demás. Los trabajadores de conciertos, desde conductores hasta plomeros e instructores de yoga independientes, verán que sus trabajos se vuelven aún más precarios. Los inmigrantes, los refugiados, los indocumentados y los ex convictos se enfrentarán a otro obstáculo para afianzarse en la sociedad.

Además, a menos que haya reglas estrictas sobre cómo se evalúa el riesgo de enfermedad de una persona, los gobiernos o las empresas podrían elegir cualquier criterio: usted es de alto riesgo si gana menos de $ 50,000 al año, está en una familia de más de seis personas y vivir en ciertas partes del país, por ejemplo. Eso crea un margen para el sesgo algorítmico y la discriminación oculta, como sucedió el año pasado con un algoritmo utilizado por las aseguradoras de salud estadounidenses que resultó inadvertidamente favorecer a las personas blancas.

El mundo ha cambiado muchas veces, y está cambiando nuevamente. Todos nosotros tendremos que adaptarnos a una nueva forma de vivir, trabajar y forjar relaciones. Pero como con todos los cambios, habrá algunos que perderán más que la mayoría, y serán ellos los que ya hayan perdido demasiado. Lo mejor que podemos esperar es que la profundidad de esta crisis finalmente obligue a los países, en particular a los EE. UU., A corregir las enormes desigualdades sociales que hacen que grandes extensiones de sus poblaciones sean tan extremadamente vulnerables.