siguenos en facebook Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+ Sígueme en Likedin

Saturday, March 31, 2012

Crisis y comunicación organizacional

flickr/michaelcardus

Una de las características principales de una crisis organizacional es su naturaleza coyuntural, es decir, su súbita aparición en un ambiente de normalidad o regularidad de operaciones empresariales.

La crisis es una irrupción súbita y sorpresiva, que suele generar una situación de incertidumbre dentro de las organizaciones al punto que la llegan a desestabilizar.

Por este motivo las empresas desarrollan estrategias para reducir el nivel de desorden ocasionado, así como el tiempo que este dura en el funcionamiento de la organización.

Sin embargo, hay empresas que se han acostumbrado a vivir en permanente crisis, o en un ciclo constante de turbulencias todo tipo. Despidos, problemas con proveedores, baja en las ventas, desmotivación laboral, pérdida de credibilidad, etc.

¿Cómo afecta un ambiente de este tipo al trabajo de comunicaciones? ¿Es todo esto un gran problema de comunicación? ¿En qué grado contribuye la comunicación en la superación de la crisis?

Dependiendo del diagnóstico, la crisis puede ser comunicacional o no. Si no lo es, habría que descubrir en qué medida la aplicación de herramientas comunicacionales puede ayudar a superarla. En cambio, si el problema es específicamente comunicacional, deberíamos acercarnos al problema lo más que podamos.

Cuando encontramos una organización con una crisis comunicacional, debemos preguntarnos si esta es interna o externa. A veces ésta es una pregunta del tipo, ¿qué fue primero, el huevo o la gallina? Sin embargo, es bueno saber si tenemos una empresa comunicacionalmente ordenada en el ámbito interno: (mensajes definidos, canales adecuados, recurso humano necesario). Si es cierto que todo anda bien dentro de casa, entonces no nos queda más que averiguar qué sucede en el frente externo.

A lo mejor no decimos lo que deberíamos, o tal vez lo decimos mal o por lo menos de forma borrosa, sin analizar y escudriñar a nuestros públicos objetivo.

El trabajo de comunicaciones y su organización suponen un permanente desarrollo de herramientas de recolección de información para obtener adecuados diagnósticos; pero más todavía, un acertado procesamiento de información. Un mal diagnóstico nos puede llevar a un trágico final.

Por otro lado es bueno identificar correctamente el tipo de medicina (comunicacional) que el paciente (la empresa) deberá tomar. Mejora de la comunicación interna, endomarketing, mejoras en las relaciones públicas, un acertado desarrollo del talento, etc.

Sunday, March 18, 2012

Lima Milenaria y el Mar




El Diario El Comercio de Perú ha preparado un montaje audiovisual denominado "Lima Milenaria y el Mar", el mismo que fue proyectado en el Festival de los 7 Mares, en el marco de la campaña "Lima Milenaria".

El video, muy bien editado, muestra la épica relación de Lima con el mar desde tiempos inmemoriales.

Tu marca debe revelar tu propósito


Una de las primeras cosas que debemos tomar en cuenta cuando desarrollamos un nombre y los transformamos en una marca, es el hecho que esta debe corresponder al propósito del negocio o producto que queremos ofrecer al público.

Aquí un párrafo de la nota aparecida en el Washington Post

El problema con el nombre Al-Qaeda, escribió bin Laden en una carta recuperada de la casa donde vivía en Pakistán, era que carecía de un elemento religioso, algo para convencer al mundo musulmán de que estaban en guerra santa con Estados Unidos.
Tal vez algo como Taifat al-Tawhed Wal-Yihad, que significa Grupo de Monoteísmo y Yihad, podría dar resultado, escribió Osama. O tal vez Jama'at I'Adat al-Khilafat al-Rashida, que significa Restauración del Grupo del Califato.
Para bin Laden, el problema era que el nombre completo del grupo, Al-Qaeda al-Yihad, que significa La Base de la Guerra Santa, se redujo simplemente a al-Qaida. Al eliminar la palabra "yihad", escribió bin Laden, Occidente pudo "aparentar simplemente que no estaba en guerra santa contra el Islam".
Así vemos cómo el propio Osama estaba más que consciente que la marca debe reflejar el fin último del negocio. Pero también muestra como Occidente minimizó a propósito el nombre de la organización de bin Laden para comunicar un mensaje sesgado y sin connotaciones religiosas.